1966 -16 de octubre-2006: legado de Rafael Bielsa…

El 19 de noviembre de 1889, en Esperanza nació Rafael Bielsa, primogénito descendiente de aragoneses. Cursó estudios primarios y secundarios en el Colegio “San José” conducido sacerdotes de la Congregación del Verbo Divino. Nacieron doce hermanos y él colaboró con su padre para el sostén familiar. La escritora esperancina Irma Quartarone ha destacado: “…Hijo abnegado y amoroso hermano, fue un ser realmente excepcional.   Decidió trasladarse a Buenos Aires y trabajó en Obras Sanitarias mientras dictaba clases de dibujo y pintura en la Academia de Bellas Artes y colaboraba con su familia. Cursó estudios de Derecho en la Universidad Nacional de Buenos Aires y egresó con el título de Doctor en Jurisprudencia.   Elaboró su tesis titulada “La culpa de los accidentes de trabajo. Su estudio y crítica en la ley argentina”, que se publicó en 1919 y fue reeditada siete años después. Más que abogado y profesor, fue “un maestro por antonomasia ya que enseñó con sabiduría la ley durante más de cuarenta años, desde su cátedra y fuera de ella, y nos dejó su conducta como ejemplo y sus enseñanzas como herencia.  Por su pasión por enseñar, rehusó altos cargos de investidura política, tal como la magistratura de la Suprema Corte de Justicia de la Nación durante la Revolución Libertadora”

En la Universidad Nacional de Buenos Aires fue profesor adjunto y extraordinario de diversas cátedras, entre ellas como Profesor de Derecho Administrativo en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales.

Desarrolló una vasta obra sobre “Derecho Público” editada en cinco volúmenes y “es considerado figura descollante del Sistema Iberoamericano”, como lo ha destacado Irma Quartarone.

Participó en Naciones Unidas en la preparación de “los documentos básicos sobre recursos contra el ejercicio ilegal del poder administrativo. Bielsa fue un apasionado de la ‘Ley’.  Su obra, fruto de su privilegiada inteligencia, habrá de perpetuarse como figura preclara, representante de la intelectualidad argentina.  Su principal, ‘Tratado de Derecho Administrativo’ es un compendio al que los estudiantes llaman ‘Bielsita’, y sus múltiples ediciones están agotadas”, expresaba Quartarone en el invierno de 1981.  Sabido es que publicó diversas obras sobre Derecho Constitucional, Ciencias Políticas y Administrativas; Derecho Procesal y Cultura Jurídica, El Abogado y el Jurista, Instituciones Públicas, Universidades y Colegios; Derecho Fiscal y Derecho Privado. “Metodología Jurídica” considerada “la obra ‘más amplia y comprensiva’, sobre la materia, escrita en América” fue editada en 1961.  No ha sido por casualidad lo expresado por la escritora esperancina en su aproximación biográfica incluida en “Esperanza y su gente” acerca del doctor Rafael Bielsa: “se ha dicho de él: ‘que pocos juristas consultos escriben el castellano con la propiedad de Bielsa”.

En la Universidad Nacional del Litoral fue Profesor, Miembro del Consejo Directivo y de la Academia de la Universidad, Decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Comerciales y Políticas y Delegado del Consejo Superior. Fue Director ad-honorem del Instituto de Derecho Público de la citada universidad y Director Fundador del “Anuario de Derecho Público”. Fue fundador de la Academia de Ciencias Políticas.

Juez en la Cámara Federal de Apelaciones y de la Corte Suprema Nacional.

Miembro del Instituto Internacional de Derecho Público de París y del Instituto Internacional de Ciencias Administrativas” de Bruselas. Miembro honorario de la Academia de Legislación y Jurisprudencia de Madrid y del Instituto de la Orden de Abogados de Brasil.  Reconocido “Doctor Honoris Causa” en la Universidad de la Sorbona de París, el primer sudamericano que recibió esa distinción.

El gobierno de Santa Fe lo nombró Miembro de la Comisión de redacción del Código Sentencioso Administrativo y el Código Contencioso Fiscal.

Representó a la Universidad Nacional del Litoral en el “III Congreso Internacional de Ciencias Administrativas, en París; también como delegado del Gobierno Argentino y de la Facultad de Derecho de Buenos Aires al V Congreso Internacional de Ciencias Administrativas en Viena.

Presidente del Semanario sobre “Defensa de los Derechos Humanos”.

Presidente del Colegio de Abogados de Rosario y Director Fundador de la Revista editada por esa institución; interrumpió esas funciones para asumir en la Subsecretaría del Ministerio de Justicia e Instrucción Pública de la Nación y luego fue reelecto.

Le otorgaron el “Premio Nacional de Letras” y “Primer Premio Nacional de Ciencias Jurídicas y Sociales”.

Falleció en Rosario, el 16 de octubre de 1966.  Sus familiares de acuerdo a su voluntad, dispusieron el traslado de su cuerpo yacente al cementerio de su ciudad natal.

 

Lecturas y síntesis: Nidia Orbea Álvarez de Fontanini.