Estás aquí
Inicio > Arte > 07 de Julio de 2003 – Norberto Campos.

07 de Julio de 2003 – Norberto Campos.

Sinopsis: Breve recorrido siguiendo las señales de este destacado actor y director de Teatro, nacido en Buenos Aires. Experiencias en el Instituto Di Tella hasta 1970; viaje por países limítrofes. Desde 1974 residente en Rosario (provincia de Santa Fe). Primer Director de la Escuela de Teatro dependiente del Instituto Provincial de Arte “José Pedroni”, de la provincia de Santa Fe (1984). Presentó “Teatro para Niños”. Creativo, polémico y promotor del arte de vivir y convivir: sucesivas experiencias generadas por sus iniciativas y orientadas al propósito de “acercar el Teatro” al público.  

Casi leyenda.

“Nosotros, los de entonces…”.

En el rumbo del “arte de vivir y convivir”.

“Premio Nacional a la Trayectoria”.

Homenajes a Norberto Campos

Norberto Campos: Artista Popular.

 

Casi leyenda…

Una vez más, desde el sur, algunas palabras generan emociones intensas.

Leo en el diario vespertino, santafesino:

“Murió  Norberto  Campos”

 

La memoria impone sus señales y sus claves.

 

A fines del verano de 1984, escuché por primera vez su nombre, relacionado con el Instituto Provincial de Arte con sede en la capital santafesina y hasta entonces no reconocido con el nombre del titiritero-poeta “José Pedroni”.   [1]

Norberto Zen -su tocayo, para quienes lo conocemos desde la adolescencia Beto Zen, el primer director del IPA-, solía referirse a su creatividad y espontaneidad, a su luminosa trayectoria.

Meses después, a la mañana llegó Norberto Campos con Chiqui González hasta la oficina de los coordinadores, en el sector suroeste del museo de bellas artes de la capital santafesina.

Era la presencia imaginada: Norberto Campos, sonriente, inquieto, expresándose tanto con la mirada como con las palabras, exactas.

Estuvo en ese lugar unos minutos y después, evidentemente debió participar en algunos trámites administrativos.

En aquel espacio donde una pequeña ventana permitía observar el cielo despejado o algunas nubes, también el vuelo de los pájaros… dialogamos con Chiqui González como si nos hubiéramos conocido en décadas anteriores.

………………………………………………………………………………………………………………………

Anoche, releí la crónica que anuncia el Último Vuelo de Norberto Campos.

Necesité acercarme a uno de los anaqueles, retirar del archivo de la “Cofradía de los Duendes”, aquellas páginas voladoras que durante el otoño de 1984 habían llegado tras una suave brisa…  [2]

“Nosotros, los de entonces…”

…”Ciegamente existiendo

ciegamente afirmando

como el pulso

que golpea las tinieblas.

Gabriel Zelaya

“El actor y director Norberto Campos falleció en la ciudad de Rosario, luego de una prolongada enfermedad.  Si bien en las últimas décadas se había convertido en un fuerte referente del teatro santafesino, Campos había nacido en Buenos Aires ‘entre Liniers y Mataderos’, como le gustaba destacar.  Conoció la actividad teatral en la década del ’50 a través de diversos grupos filodramáticos hasta que decidió integrarse a Fray Mocho.  Sus primeros maestros fueron Oscar Ferrigno y Roberto Espina. Luego se acercó a Ángel Elizoldo y comenzó a desarrollar un trabajo más ligado con el mimo.

Aunque sus búsquedas iban perfilándose más vanguardistas no dejó de lado trabajar con Hedy Crilla y hasta viajó a Mendoza para conocer a Galina Tolmacheva.  En el ’63 llegó al Instituto Di Tella donde participó de una veintena de experiencias teatrales, casi todas junto al Grupo Lobo.  La dictadura de Onganía lo llevó a Brasil ahí se contacto con el Living Theatre y trabajó muy cerca de Judith Malina en sus propuestas de teatro político y de agitación social. Una gira por Chile, Paraguay  y Bolivia fue confirmándole su derrotero dentro del teatro social.

Finalmente recaló en Rosario y allí comenzó otra historia escénica, es cierto, pero Campos continuó siendo ese ser marginal, cuestionador, renovador que tanto bien le hizo a las nuevas generaciones del teatro rosarino.  Ataviado siempre con un overol azul, solía recalar en el bar Faulkner de Rosario, a hablar de teatro, a pesar una nueva escena para estos tiempos.  Allí se extrañará ahora, como se extrañará su camino tan cargado de libertad y que tantas señales dejó en el teatro argentino a partir de los grupos que había creado como el grupo Litoral o Teatro de la Acción.

En 2001 el Instituto Nacional del Teatro le había otorgado el Premio Nacional a la Trayectoria.”

Cuatro breves párrafos publicados con recuadro en una página de “El Litoral” de Santa Fe de la Vera Cruz, el 9 de julio de 2003.

En la red de redes están las señales difundidas desde el diario “La Capital” de Rosario.

En el rumbo del “arte de vivir y convivir”…

Decía Norberto Campos:

“El teatro, la música, la pintura, brindan un espacio de goce y de placer”.

El lunes 7 de julio a las 21, bajaron el invisible telón de la tragicomedia humana y desde el silencio, seguía latente el legado de Norberto Campos: palabra y acción en una confluencia de arte y militancia, más acá y más allá de los absurdos límites de la censura y la autocensura.

La imaginación aporta lo necesario para ubicarlo en distintos escenarios a partir de fechas y de breves datos:

  • 1943: Habían celebrado el primer cumpleaños de Norberto Campos y él empezaba a caminar –intentaba no tropezar ni caerse-, mientras durante esa primavera ya estaba en marcha el movimiento nacional justicialista, imaginado por “el Coronel”, como él prefería decir, por “el soldado al servicio de la Patria”…
  • 1963: Hacía veinte años que Norberto recorría distintos senderos, se acercó y compartió experiencias en la Primera Escuela de Mimo y Expresión Corporal dirigida por Ángel Elizoldo.

En esa década, también integró el Grupo Teatral “Fray Mocho” dirigido por el talentoso Oscar Ferrigno.

  • 1970: Culminación de las experiencias teatrales del Grupo “El Lobo”, compartidas en el ámbito del “Instituto Di Tella”, inaugurado el 22 de julio de 1958… [3]

¡la vanguardia en la ciudad de los Buenos Aires!

  • 1973: Norberto Campos acumulaba treinta años de aprendizaje continuo por los caminos del Arte. Ese año viajó por los países limítrofes: Uruguay, Brasil, Paraguay y Bolivia.
  • 1974:  Llegó a Rosario y siguió mirando, leyendo, creciendo…

Había llegado el momento de interpretar  “88 Pepino el 88”…

Dirigió el Grupo Litoral… durante tres lustros.

  • 1983: Cuarenta años de recorrido y Norberto Campos –como millones de argentinos-, vislumbraba la posibilidad de nuevos rumbos.

En diciembre el gobernador de Santa Fe -el rosarino José María Vernet firmó el decreto de creación del IPA –Instituto Provincial de Arte” con sede central en la capital santafesina -donde funcionaban escuelas y se organizaron las Promociones Culturales-, una subsede en Rosario y allí estaba el espacio donde era necesaria su presencia: fue el primer director de la Escuela de Teatro, primer regente Miguel Ángel Daga. [4]

  • 1984:  Formación de actos en el Taller de Teatro junto a Gladys Temporelli…

Perdura el eco de “Decisiones apresuradas” en uno de los tantos Giros de Fito Páez.

La inconfundible voz del “General Alcoholtieri:

“Yo…

quiero decirles

que no cederé ni un solo metro de las tierras…

Y yo,

pretendo representarlos,

ser, ser el hombre,

que decida,

decida,

lo que tienen que hacer.

(Y Fito preguntando: ¿Pero a Uds. les parece, realmente?…)

  • 1987: Norberto Campos ha acumulado otro lustro de experiencias compartidas. Decide fundar y dirigir el Grupo de la Acción convencido de la necesidad de seguir acercando “el Teatro al público” más que esperar que las personas se acerquen al teatro.  [5]

(En ese tiempo, yo también encontré otro espacio más amplio e iluminado.

Aparentemente se generaba una mayor distancia…)

  • 1996: En el rumbo de la Biblioteca de “Cachilo, el poeta de los muros” hay otro aporte de Norberto Campos a la educación por el arte de vivir y convivir.  En mayo de ese año, en una edición compartida incluyó  parte de sus recopilaciones con el título “Doble Filo”.
  • 1997:  Norberto Campos dirige “La Acción”  y es presentada la primera edición de “Experimenta” con el espectáculo “Huellas del año”, una creación grupal de una hora de duración.
  • 2000: Desde Politik Teatre, emocionó al lograr la confluencia de los laberínticos desarrollos de Bertold Brecht con los sombríos vericuetos de la historia de los argentinos, que él intentó iluminar en distintas circunstancias. (Presentación en la XVI Fiesta Nacional del Teatro.)
“Premio Nacional a la Trayectoria”

Siglo XXI.

2001: El Instituto Nacional del Teatro le otorgó el “Premio Nacional a la Trayectoria”  y en ese momento, dijo:

“No esperaba

este reconocimiento;

pensé que era muy joven,

y como todos estos premios

se dan cuando uno está más cerca

del arpa que de la guitarra”…

Como sucede desde el Edén, silencioso es el trabajo de los desequilibrios fisiológicos en los organismos humanos, hasta que algunos síntomas advierten sobre la enfermedad que ya ha establecido.

Es el momento de aceptar más límites y soportar el acoso inexorable que se manifiesta semana tras semana, día a día, hasta el instante del Último Desprendimiento.

¡Misterio, exhalación y silencio!…

 

………………………………………………………………………………………………………………………

Conmovida, miro en negro sobre blanco, la paloma herida que se acerca a la puerta de hierro llevando en el pico la llave…  [6]

Más que el homenaje a una generación -década del ’73 al 83-, percibo que es el homenaje a los hacedores del arte de vivir y convivir de todos los tiempos…

………………………………………………………………………………………………………

”Necesitamos

una medida

para las distancias

materiales;

mientras

las resonancias

de las vivencias

persisten en un espacio,

y todos los días,

inconmensurables…

en los recuerdos.”

Nidia Orbea de Fontanini.

10 de julio de 2003.

¿Más lágrimas?…  [7]

………………………………………………………………………………………………………………………

Homenajes a Norberto Campos

“La fama, que pocas veces miente.

                                         Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616)

 

No ha sido por casualidad que hayan expresado:

“Supo utilizar las herramientas del circo”…

Por algo, Fernanda González Cortiñas escribió que fue un “militante de Teatro y un actor de la Política”…

Tampoco fue casual que en el diario “La Mañana” de Neuquen lo calificaran como un “actor colosal”.

Por algo se recuerda el “IV Festival Regional de Teatro ‘Norberto Campos’ – 2003”…

Norberto Campos: Artista Popular.

El 23 de marzo de 2004, reunido el Concejo Deliberante de la Municipalidad de Rosario, con la presidencia del Concejal Agustín Rossi, fue leído el Expte. Nº 128.378 P-2003 con iniciativas y antecedentes relacionados con la fecunda labor de Norberto.

Considerado el pertinente proyecto de declaración, fue aprobado por unanimidad y en consecuencia, Norberto Campos -post mortem- fue declarado “ARTISTA POPULAR” por los representantes de los ciudadanos rosarinos.

El domingo 25 de abril de 2004, concluyó en Rafaela (departamento Castellanos, provincia de Santa Fe), la XIX Fiesta Nacional del Teatro realizada por primera vez en una ciudad que no es capital de provincia y fue recordado Norberto Campos: actor, director, maestro de artistas, crítico teatral…

Durante ese acto realizado en el Teatro Belgrano, proyectaron un video y destacaron que había “revolucionado el teatro nacional”.

En el Teatro “Manuel José de Lavardén” de Rosario se reunieron ex alumnos del Instituto Superior Provincial de Danzas Isabel Taboga y “compañeros de ruta” -al decir del poeta José Pedroni-, para evocar al notable artista Norberto Campos.

………………………………………………………………………………………………………………………

 

¿No ves la blanca rosa?…

N.O.de F.

[1] Durante el gobierno del doctor Víctor Félix Reviglio se produjeron algunas desapariciones: mediante el decreto Nº 3290 del 21 de septiembre de 1990 –día del 101º aniversario del nacimiento del poeta José Pedroni, en Gálvez, provincia de Santa Fe-, el gobernador dejó sin efecto el decreto de creación del Instituto Provincial de Arte –IPA– “José Pedroni” (diciembre de 1983 y a partir del momento de la firma de la Res. Nº 382/84 reconocido con el nombre del talentoso titiritero poeta.  En ese decreto de 1984, consta que se impuso ese nombre, “en base a la acción creadora del poeta, quien con criterio regional ha realizado en nuestra provincia una significativa y auténtica obra argentina, ejemplo de arte literario con proyección universal”. Ministro de Educación el doctor Domingo Colasurdo y Subsecretario de Cultura, Dr. Jorge Alberto Guillén, fallecido en su despacho el 2 de septiembre de 1985 en la primera hora de la jornada.  Primer Director: Prof. Norberto Victorio Zen.  Subdirector de la Sede Santa Fe Prof. Mario Montrul; Subdirector de la Subsede Rosario Norberto Campos (Escuela de Teatro y Escuela de Cine y Televisión);  Director de la Subsede Reconquista Sr. Mario Salami; regente en esa Subsede el escritor, poeta y distinguido docente Pablo Alcides Pila. Tras la renuncia del Doctor Colasurdo en 1985, por breve lapso estuvo a cargo el Ing. Eduardo Cevallos, ministro de Gobierno y el 15 de abril de 1985 asumió el Dr. Juan Carlos Gómez Barinaga hasta la finalización de ese período, el 10 de diciembre de 1995. Vacante la Subsecretaría, el 10 de septiembre de 1985 ya estaba designado Néstor Norberto Zapata –hasta entonces Secretario de Información Pública, mediante el Decreto Nº 881/85-, y en febrero de 1986 ordenó la creación de una Comisión Especial (Disp. Nº 2/86), presidida por el Licenciado Raúl Bertone -quien estaba desempeñándose como director del IPA tras el alejamiento del Prof. Zen-, la Dra. María de los Ángeles González –Chiqui-, destacada por sus proyectos y realizaciones en la ciudad de Rosario, Miguel Flores –reconocido actor y desde los comienzos de la gestión de Guillén con sucesivas funciones en diversas áreas- y Julio Toledo realizador y director de Cine.  Cumplida la misión, elaboraron los planes que significaron prácticamente la descentralización de las escuelas, situación que en la práctica ya se había experimentado por diferentes causas. En el tiempo de desaparición del IPA “JOSÉ PEDRONI”, siguieron funcionando las Escuelas en forma casi autónoma…

[2] Chiqui González comentó las últimas experiencias en Teatro, desde la “Agrupación Discepolín”.  Hablamos del talentoso poeta que vivió su último tiempo acosado por los desencuentros entre distintos sectores artísticos y políticos; agobiado y triste…

[3] El presidente doctor Néstor Carlos Kirchner –Partido Justicialista, Santa Cruz-, designó Secretario de Cultura de la Nación a Torcuato Di Tella, quien suele generar polémicas tras algunas declaraciones…   Durante una entrevista con el periodista Rogelio Alaniz, el controvertido funcionario expresó: “Mire… yo también soy muy crítico de muchas de las cosas que se hacían en la parte de arte del Instituto Di Tella.  En esa época, Guido y yo donábamos gran parte de nuestras acciones a la fundación; después hubo que ajustar gastos, pero la parte de ciencias sociales siguió y ahora se transformó en universidad.”   Punto final en la crónica de “El Litoral”, publicada el 7 de agosto de 2004..

[4] Jorge Campana -cercano a Norberto Campos y a quienes dependían de la Delegación Administrativa de la Zona Sur de la Subsecretaría de Cultura de la provincia-, trabajó cuarenta años en ese ámbito y al jubilarse con la documentación que tuvo a la vista durante esas décadas, estructuró el libro titulado Crónica sobre la política cultural de los gobiernos santafesinos 1920-1999 (Santa Fe, Ediciones Culturales Santafesinas, 1ª edición octubre 1999.)  En la página 188, Jorge Campana -hermano de Charito, cuñado de Gastón Gori-, escribió: “La última disposición firmada por el Sr Néstor Zapata, la Nº 200/87, fue la que designó con el nombre de ‘Miguel Ángel Daga’ a la Escuela Provincial de Teatro de Rosario.  La gestión fue promovida por los egresados de dicha Escuela en homenaje a quien fuera el primer Regente del establecimiento que en ese momento dependía del Instituto Provincial de Arte (I.P.A.) y que falleciera estando en actividad.  Daga fue considerado un trabajador del teatro que dignificó la profesión y la docencia a través de una larga lucha profesional, gremial y artística, destacándose como Director y Actor dentro y fuera del país”.

[5] Entre los tantos sueños que sólo sueños fueron, incluyo mi admiración por el TEATRO.  He leído obras de clásicos, de autores argentinos pero otras necesidades impidieron que estuviera en las salas, conmoviéndome con la actuación en ese mágico mensaje donde quienes estamos sentados también estamos movilizados… Entre las experiencias compartidas con mi amado amante Eduardo Rodolfo Fontanini, siento el impulso de mencionar tres que él seleccionó porque insistía en que era saludable reír: presentaciones de José Marrone, “los grandes del buen humor”, “Les Luthiers”; conciertos (entre ellos el dúo de los excelentes pianistas Valeri-Montrul, el Coro dirigido por el talentoso maestro Francisco Maragno destacándose la voz de su mujer, Zoraida Clement…); .La lección de anatomía del director Carlos Mathus (1973), en la década siguiente Historia oficial, interpretada por Reinaldo Bruzzone con dirección de su mujer, Ruth Repetto y La Forestal –con Enrique Llopis- dirigida por Néstor Norberto Zapata; Florentino Sánchez con Bartolito, el presentador y sus originales títeres, sus inquietos e inquietantes personajes… En décadas siguientes, hemos visto más Teatro en España cerca del Mediterráneo -en Barcelona y Gerona-;  mientras aquí, cerca del inquieto e inquietante río Paraná debimos aceptar los límites que imponen determinadas circunstancias.  No he visto actuar sobre el escenario a Norberto Campos, pero he tenido el privilegio de conocerlo en lo simple y cotidiano de una jornada de trabajo mientras unos se dedican a sembrar, otros a cosechar y algunos a talar… Hay quedado las semillas que sembró Norberto Campos, en los surcos donde crecerán los árboles y será ¡el bosque!…

[6] Chiqui González aquella mañana me entregó la hoja voladora –al decir de José Bartolomé Pedroni-, impresa con el título “Nosotros, los de entonces… 1973 – Homenaje a una generación – 1983, ilustrada por “Javier”, incluyendo en el ángulo inferior derecho esos versos de Gabriel Zelaya y otra señal: “Agrupación Discepolín” que en ese rumbo implica el aporte de significativas claves. Al dorso, completa la información: Ficha Técnica y Dirección General y puesta en escena Chiqui González. “Nosotros, los de entonces… –decían- “aseguramos que todos vivieron, que los hechos son estrictamente reales y pedimos disculpas por no haber sido fieles a la realidad en aquellos momentos en que se hacía intolerable y decidimos ser piadosos con el espectador y con nosotros mismos”…  Finalmente: dos adhesiones de empresas que hicieron posible esa publicidad.  Manuscrito: días y horario de las funciones y una dedicatoria: “Para vos Nidia. Por este encuentro fraternal de tantas cosas comunes.  Para que no aflojemos con esa cultura que es de todos  y debemos devolverla.  Chiqui González.”

[7] El 29 de abril de 2003, el río Salado siguió su curso y se inundaron las viviendas ubicadas en los sectores del oeste y sur de la capital santafesina.  Las viviendas de algunos barrios estuvieron cubiertas por el agua y el lodo durante quince días.  Mónica, nuestra querida colaboradora Ramona Hipólita Palacios y su familia primero fueron alojadas en el Colegio de las Hermanas de Guadalupe, retornaron a sus hogares mientras ya el cáncer seguía agobiando a Mónica.  Era para nosotros el quinto año consecutivo de intensas emociones: tres  por ausencias irreparables, en el 2002 estando en Lloret de Mar por una hemorragia gástrica que con oportuna atención médica se controló en dos días y en este invierno de 2003, esperando día a día la evolución de ella que sólo dice “¡me agito enseguida!… casi no puedo hablar…”  Mónica inició su último vuelo el 28 de agosto de 2003. ¡Más lágrimas! y la elocuencia del silencio.

Deja un comentario

Top